Listado Enfermedades

Absceso cerebral

Absceso Epidural

Acantosis Nigricans

Acidez Estomacal

Acné

Acromegalia

Aftas

Alcoholismo

Alergias

Alopecia Idiopática

Alzheimer

Amenorrea Primaria

Amenorrea Secundaria

Amigdalitis

Adropausia

Anemia

Anencefalia

Aneurisma

Angina de Pecho

Anorexia

Ansiedad

Apendicitis

Apnea

ARJ

Arritmias

Arteritis Temporal

Artralgia

Artritis Reumatoide (AR)

Artritis Séptica

Artrosis

Asma

Ataque Cardíaco

Aterosclerosis

Autismo

Bloqueo Cardíaco

Botulismo

Broncoaspiración

Bronquiolitis

Bronquitis

Bronquitis Crónica

Brucelosis

Bruxismo

Bulimia

Cálculos Biliares

Cálculos Renales

Cáncer

Cáncer Cervical

Cáncer de Colon

Cáncer de Esófago

Cáncer de Estómago

Cáncer de Hígado

Cáncer de Hueso

Cáncer de Laringe

Cáncer de Lengua

Cáncer de Mama

Cáncer de Ovarios

Cáncer de Pancreas

Cáncer de Piel

Cáncer de Próstata

Cáncer de Pulmón

Cáncer de Riñón

Cáncer de Cuello de Útero

Cáncer Oral

Cardiopatía Congénita

Caries

Caspa

Cataratas

Celiaquía

Celulitis

Cistitis

Clamidia

Climaterio

Cólera

Conjuntivitis

Convulsión Febril

CSNC

Déficit de Atención

Demencia

Dengue

Depresión

Dermatitis

Deshidratación

Diabetes

Diarrea

Difteria

Disfunción Eréctil

Dolor Lumbar

ECV

EIP

Embarazo Ectópico

Enf. Arteria Carótida

Enfermedad de Addison

Enfermedad de Huntington

Enfermedad de Kawasaki

Enfermedad de Raynaud

Epilepsia

EPOC

Escarlatina

Escoliosis

Estreptococo del Gripo B

Estrés

Eyaculación Precoz

Gastritis

Gastroenteritis Viral

Gonorrea

Gripe

Haemophilus Influenzae

Hemofilia

Hemorroides

Hepatitis A

Hepatitis B

Hepatitis C

Herpes Genital

Herpes Zóster

Hipertensión

Hipertiroidismo

Hipotensión

Ictericia

Incompatibilidad RH

Infarto de Miocardio

Infección Genital por VPH

Influenza

Insomnio

Insuficiencia Cardíaca

Juanetes

Lepra

Leucemia

Linfoma

Lupus

Mal de Parkinson

Mastitis

Meningitis

Menopausia

Migraña (Dolor de Cabeza)

Mononucleosis Infecciosa

Muerte Súbita

Neumonía

Obesidad

Osteoporosis

Otitis

Pancreatitis

Paperas

Parálisis Cerebral

Peritonitis

Pie de Atleta

Piojos Púbicos ( Ladillas)

Poliomelitis

Prostatitis

Pulmonía

Quiste de Ovarios

Rabia

Resfriado Común

Rotavirus

Rubéola

Salmonelosis

Sarampión

Sida

Sífilis

Silicosis

Síndrome Alcohólico Fetal

Síndrome de Down

Síndrome Fatiga Crónica

Síndrome Muerte Súbita

Sinusitis

Sonambulismo

Soplos Cardíacos

Taquicardia

TEA (Autismo)

Tétanos

Tos Ferina

Toxoplasmosis

Tricomoniasis

Tuberculosis

Tularemia

Úlcera Gástrica

Vaginitis

Vaginosis Bacteriana

Varicela

Várices

Verrugas

VIH

Viruela

Virus del Nilo Occidental

Virus Papiloma Humano

Wolf-Parkinson-White

Enf. Coronarias
Enf. Infecciosas
Enf. Respiratorias
Enf. Sistema Digestivo
Enf. Transmisión Sexual

Enf. Vasculares

 

CARIES - CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

La caries dental es causada por bacterias que interactúan con partículas de alimentos dejadas en la superficie del diente.
 

Definición

Caries dental es la destrucción de material de los dientes, que incluye:

  • Esmalte: la superficie externa dura de los dientes
  • Dentina: la segunda capa, menos dura, debajo del esmalte
  • Pulpa: el interior del diente, que contiene el nervio y la irrigación sanguínea
  • Raíz: el área del diente que lo sujeta al hueso

Causas

La caries dental es causada por bacterias que interactúan con partículas de alimentos dejadas en la superficie del diente. Las bacterias se alimentan de azúcares en los alimentos y producen ácidos. Estos ácidos y bacterias se combinan para formar una sustancia pegajosa llamada placa. La placa se pega a sus dientes y le da a los ácidos una oportunidad de comerse el esmalte del diente, eventualmente causando caries dental. Este proceso es reversible en las primeras etapas mediante el consumo de calcio, fosfato, y fluoruro.

Factores de riesgo

Todos nosotros portamos bacterias en nuestra boca que nos hacen susceptibles a la caries dental.

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

Los factores de riesgo incluyen:

  • Mala higiene dental
  • Altos números de bacterias
  • Fluoruro insuficiente
  • Uso frecuente de medicamentos que contienen azúcar o que secan la boca
  • Dieta alta en azúcares
  • Desnutrición, incluyendo deficiencias de vitaminas y minerales
  • Condiciones médicas, como Síndrome de Sjorgren, que disminuye el flujo de saliva en la boca
  • Los niños cuyos cuidadores o hermanos tienen caries severas tienen una probabilidad más grande de caries dental

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Sensibilidad dental a lo caliente o frío
  • Malestar dental después de comer
  • Oscurecimiento de la superficie dental
  • Mal aliento o mal sabor en la boca
  • Dolor punzante y persistente en el diente

Diagnóstico

El deterioro dental o caries se diagnostica al monitorear durante un periodo de tiempo. Esto involucra examinación clínica, así como rayos X.

Un dentista revisa la presencia de caries dental al:

  • Preguntar sobre dolor en los dientes
  • Inspeccionar visualmente la superficie del diente
  • Examinar los dientes con instrumentos dentales para revisar la presencia de:
    • Sensibilidad
    • Dolor
    • Blandura
    • Defectos en la superficie
  • Tomar rayos X de los dientes

Tratamiento

En ocasiones, la caries dental que se detiene antes de que llegue a la dentina (segunda capa del diente) se repara por sí misma.

El tratamiento para caries más severa incluye:

Empastes

Cuando la caries llega a la dentina, su dentista la tratará al:

  • Adormecer el diente y el tejido que lo rodea
  • Quitar la caries con instrumentos
  • Rellenar el orificio con una pasta, que puede ser plateada o del color del diente

Empaste de Raíz

La caries dental que llega a la pulpa y/o raíz del diente se trata con un empaste de raíz:

  • Se adormece el diente y se taladra un orificio a través de la parte superior de éste.
  • Se retira el pus y tejido muerto del diente.
  • Se limpian el interior del diente y los canales de la raíz (nervios) y se rellenan con un empaste permanente.
  • Se sella en canal de la raíz (nervio).
  • Se coloca una corona en el diente para protegerlo.

Extracción (Retiro) Dental

La remoción del diente se requiere si:

  • La caries y/o la infección dental es demasiado extensa para rellenar o hacer endodoncia.
  • Una ruptura o agrietamiento en el diente que ha permitido que la caries sea demasiado severa como para ser reparada.
  • Hay una infección extensa entre el diente y la encía.

Si se retira el diente, será reemplazado con:

  • Un puente parcial
  • Una dentadura postiza
  • Un implante dental

Si se le diagnostica una caries dental, siga las indicaciones de su dentista.

Prevención

Las medidas que ayudan a prevenir y detener la caries dental incluyen:

  • Higiene dental apropiada, incluso:
    • Cepillarse los dientes con pasta dental con fluoruro después de los alimentos o al menos dos veces al día
    • Limpiarse con hilo dental diariamente los dientes y encías. Las bacterias que viven entre los dientes sólo se pueden eliminar con hilo dental o limpiadores interdentales.
    • Revisiones dentales regulares y limpieza dental
  • Limitar la cantidad de azúcar y carbohidratos que come y toma, incluso:
    • Miel
    • Gaseosas
    • Dulces
    • Pasteles
    • Galletas dulces
    • Otros dulces
  • Enjuague su boca con agua después de comer azúcares
  • Reemplazar su cepillo dental cada 3 ó 4 meses
  • Evitar las bebidas que contienen azúcar (incluidos los jugos de fruta), especialmente en biberones, y cepillar cuidadosamente los dientes puede ayudar a prevenir las caries dentales infantiles

Hable con su dentista acerca del uso de un sellador, una cubierta plástica protectora que se aplica a las superficies para masticar de los dientes. Esta es la ubicación donde comienza la caries dental inicial. El sellador por lo general dura de 5 a 10 años.

La prevención es particularmente importante para niños, especialmente después que salen los dientes permanentes. El fluoruro complementario en la niñez temprana (con ajuste de dosis para la cantidad de fluoruro natural o agregado en abastecimientos de agua locales) pueden prevenir temprano las caries. El fluoruro también se puede aplicar a los dientes permanentes como un "barniz" de acción prolongada, aunque por lo general se necesita volver a barnizar al menos dos veces al año. Fuente

  Comparte este articulo : Compartir en Facebook

VER MAS INFORMACIÓN SOBRE ESTA ENFERMEDAD AQUÍ

 

Pagina Principal         -       Mapa del Sitio          -         Consultas y Publicidad

@ Copyright 2013 Enfermedades y Síntomas .com. Permitido el uso del contenido nombrando la fuente.