Listado Enfermedades

Absceso cerebral

Absceso Epidural

Acantosis Nigricans

Acidez Estomacal

Acné

Acromegalia

Aftas

Alcoholismo

Alergias

Alopecia Idiopática

Alzheimer

Amenorrea Primaria

Amenorrea Secundaria

Amigdalitis

Adropausia

Anemia

Anencefalia

Aneurisma

Angina de Pecho

Anorexia

Ansiedad

Apendicitis

Apnea

ARJ

Arritmias

Arteritis Temporal

Artralgia

Artritis Reumatoide (AR)

Artritis Séptica

Artrosis

Asma

Ataque Cardíaco

Aterosclerosis

Autismo

Bloqueo Cardíaco

Botulismo

Broncoaspiración

Bronquiolitis

Bronquitis

Bronquitis Crónica

Brucelosis

Bruxismo

Bulimia

Cálculos Biliares

Cálculos Renales

Cáncer

Cáncer Cervical

Cáncer de Colon

Cáncer de Esófago

Cáncer de Estómago

Cáncer de Hígado

Cáncer de Hueso

Cáncer de Laringe

Cáncer de Lengua

Cáncer de Mama

Cáncer de Ovarios

Cáncer de Pancreas

Cáncer de Piel

Cáncer de Próstata

Cáncer de Pulmón

Cáncer de Riñón

Cáncer de Cuello de Útero

Cáncer Oral

Cardiopatía Congénita

Caries

Caspa

Cataratas

Celiaquía

Celulitis

Cistitis

Clamidia

Climaterio

Cólera

Conjuntivitis

Convulsión Febril

CSNC

Déficit de Atención

Demencia

Dengue

Depresión

Dermatitis

Deshidratación

Diabetes

Diarrea

Difteria

Disfunción Eréctil

Dolor Lumbar

ECV

EIP

Embarazo Ectópico

Enf. Arteria Carótida

Enfermedad de Addison

Enfermedad de Huntington

Enfermedad de Kawasaki

Enfermedad de Raynaud

Epilepsia

EPOC

Escarlatina

Escoliosis

Estreptococo del Gripo B

Estrés

Eyaculación Precoz

Gastritis

Gastroenteritis Viral

Gonorrea

Gripe

Haemophilus Influenzae

Hemofilia

Hemorroides

Hepatitis A

Hepatitis B

Hepatitis C

Herpes Genital

Herpes Zóster

Hipertensión

Hipertiroidismo

Hipotensión

Ictericia

Incompatibilidad RH

Infarto de Miocardio

Infección Genital por VPH

Influenza

Insomnio

Insuficiencia Cardíaca

Juanetes

Lepra

Leucemia

Linfoma

Lupus

Mal de Parkinson

Mastitis

Meningitis

Menopausia

Migraña (Dolor de Cabeza)

Mononucleosis Infecciosa

Muerte Súbita

Neumonía

Obesidad

Osteoporosis

Otitis

Pancreatitis

Paperas

Parálisis Cerebral

Peritonitis

Pie de Atleta

Piojos Púbicos ( Ladillas)

Poliomelitis

Prostatitis

Pulmonía

Quiste de Ovarios

Rabia

Resfriado Común

Rotavirus

Rubéola

Salmonelosis

Sarampión

Sida

Sífilis

Silicosis

Síndrome Alcohólico Fetal

Síndrome de Down

Síndrome Fatiga Crónica

Síndrome Muerte Súbita

Sinusitis

Sonambulismo

Soplos Cardíacos

Taquicardia

TEA (Autismo)

Tétanos

Tos Ferina

Toxoplasmosis

Tricomoniasis

Tuberculosis

Tularemia

Úlcera Gástrica

Vaginitis

Vaginosis Bacteriana

Varicela

Várices

Verrugas

VIH

Viruela

Virus del Nilo Occidental

Virus Papiloma Humano

Wolf-Parkinson-White

Enf. Coronarias
Enf. Infecciosas
Enf. Respiratorias
Enf. Sistema Digestivo
Enf. Transmisión Sexual

Enf. Vasculares

 

ARTRITIS SÉPTICA - CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

La artritis séptica constituye una urgencia reumatológica ya que es capaz de producir una rápida destrucción articular e incluso la muerte, si no se reconoce y trata en forma temprana y correcta.
 

ETIOPATOGENIA

El gérmen infeccioso ingresa a la articulación por vía hematógena y se localiza en la membrana sinovial que es extremadamemente vascularizada. Otras causas son las heridas penetrantes, osteomiolitis contigua, heridas infectadas adyacentes, infiltraciones intra o periarticulares o como complicación de artroscopia o artroplastia.

FACTORES PREDISPONENTES

  • Artritis reumatoidea
  • Gota
  • Lupus eritematoso
  • Prótesis articular
  • Daño articular previo
  • Deficiencia de componentes del complemento (C7 y C8)

CUADRO CLINICO

La artritis séptica se devide en dos grandes grupos: gonocócica y no gonocócica.

Artritis gonocócica. Es la artritis infecciosa más común en personas sexualmente activas. Se caracteriza por un inicio súbito, con poliartralgia migratoria previa a la localización monoarticular, fiebre, lesiones dérmicas y tenosinovitis. Compromete las grandes articulaciones de los miembros, usualmente rodillas y muñecas. Es menos frecuente en el hombre, puesto que la uretritis, siendo muy sintomática, obliga a consultar rápidamente y recibir tratamiento oportuno.

Artritis no gonocócica. Generalmente es monoarticular, siendo la rodilla la más involucrada. En drogadictos suelen comprometerse la articulación esternoclavicular y las sacroilíacas. Los síntomas más comunes son: dolor, tumefacción, incapacidad funcional y eritema articular acompañado de fiebre.

Los gérmenes involucrados en orden decreciente son: Staphylococcus aureus (70%), estreptococos, bacilos gramnegativos y anaerobios.

En ciertas condiciones puede sospecharse el agente etiológico. Por ejemplo, en las artritis por Staphylococcus aureus la enfermedad de base es la artritis reumatoidea; la Pseudomona aeruginosa predomina en drogadictos y en los pacientes mordidos por animales, debe sospecharse la presencia de Pasteurella multócida.

DIFERENCIAS ENTRE LA ARTRITIS GONOCÓCICA Y LA ARTRITIS SÉPTICA NO GONOCÓCICA

  Artritis gonocócica Artritis no gonocócica
Edad Adultos jóvenes Niños o ancianos, adultos
    inmunosuprimidos
Factor de riesgo Deficiencia de componentes del complemento Inmunosuprimidos; enfermedades subyacentes
Poliartralgias Frecuentes Raras
migratorias    
Dermatitis Frecuente Rara
Tenosinovitis Frecuente Rara

DIAGNOSTICO

El diagnóstico se confirma mediante el extendido del líquido articular con tinción de Gram o la detección de la bacteria en el cultivo. La tinción es positiva en 75% de los pacientes con

S. aureus, en 50% con bacilos gramnegativos y en menos del 20% de los casos con gonococo.

El estudio del líquido sinovial (citoquímico) ayuda también en la configuración del diagnóstico: un recuento > 50.000 leucocitos, con neutrofilia de 80%, con glucosa inferior a 50% de la sérica en tomas simultáneas, permite plantear la presencia probable de una artritis séptica.

Simultáneamente con los estudios anteriores, se practica el hemograma para valorar leucocitosis y eritrosedimentación; la proteína C reactiva, que usualmente se encuentra elevada, y hemocultivos seriados en medios para gérmenes aerobios y anaerobios.

Las radiografías convencionales muestran un aumento de las partes blandas, osteopenia yuxtaarticular y en ocasiones, disminución del espacio articular y erosiones óseas. La presencia de gas sugiere la infección por E. coli o anaerobios. La gammagrafía ósea con tecnecio es de gran sensibilidad, aunque con una especificidad menor.

TRATAMIENTO

El tratamiento óptimo incluye antibióticos y drenaje articular. La elección del fármaco se hace con base en el resultado de la tinción de Gram y el cultivo.

Artritis gonocócica (tratamiento por 4-6 semanas): penicilina G sódica. 2 -3 millones de U c/6 horas por 5 días, seguida de dicloxacilina, 500 mg VO c/6 horas. Si el paciente es alérgico a la penicilina se usa eritromicina 600 mg VO c/8 horas.

Artritis no gonocócica. (tratamiento por 4 semanas): Staphylococcus aureus: oxacilina sódica 1 g IV c/6 horas por 3 días, seguido de dicloxacilina, 500 mg VO c/6 horas. Extreptococos (no enterococo): cefalotina 1 g IV c/6 horas por 5 días, seguida de cefalexina 500 mg VO c/6 horas.

El drenaje articular se realiza mediante aspiración cerrada con aguja, artroscopia o artrotomía. El drenaje temprano y efectivo es esencial para disminuir la presión intracapsular que causa necrosis isquémica del cartílago y dolor.

El drenaje quirúrgico está indicao en la artritis séptica de la cadera, ante la falla del tratamiento médico y osteomielitis. Fuente

  Comparte este articulo : Compartir en Facebook

VER MAS INFORMACIÓN SOBRE ESTA ENFERMEDAD AQUÍ

 

Pagina Principal         -       Mapa del Sitio          -         Consultas y Publicidad

@ Copyright 2013 Enfermedades y Síntomas .com. Permitido el uso del contenido nombrando la fuente.