Listado Enfermedades

Absceso cerebral

Absceso Epidural

Acantosis Nigricans

Acidez Estomacal

Acné

Acromegalia

Aftas

Alcoholismo

Alergias

Alopecia Idiopática

Alzheimer

Amenorrea Primaria

Amenorrea Secundaria

Amigdalitis

Adropausia

Anemia

Anencefalia

Aneurisma

Angina de Pecho

Anorexia

Ansiedad

Apendicitis

Apnea

ARJ

Arritmias

Arteritis Temporal

Artralgia

Artritis Reumatoide (AR)

Artritis Séptica

Artrosis

Asma

Ataque Cardíaco

Aterosclerosis

Autismo

Bloqueo Cardíaco

Botulismo

Broncoaspiración

Bronquiolitis

Bronquitis

Bronquitis Crónica

Brucelosis

Bruxismo

Bulimia

Cálculos Biliares

Cálculos Renales

Cáncer

Cáncer Cervical

Cáncer de Colon

Cáncer de Esófago

Cáncer de Estómago

Cáncer de Hígado

Cáncer de Hueso

Cáncer de Laringe

Cáncer de Lengua

Cáncer de Mama

Cáncer de Ovarios

Cáncer de Pancreas

Cáncer de Piel

Cáncer de Próstata

Cáncer de Pulmón

Cáncer de Riñón

Cáncer de Cuello de Útero

Cáncer Oral

Cardiopatía Congénita

Caries

Caspa

Cataratas

Celiaquía

Celulitis

Cistitis

Clamidia

Climaterio

Cólera

Conjuntivitis

Convulsión Febril

CSNC

Déficit de Atención

Demencia

Dengue

Depresión

Dermatitis

Deshidratación

Diabetes

Diarrea

Difteria

Disfunción Eréctil

Dolor Lumbar

ECV

EIP

Embarazo Ectópico

Enf. Arteria Carótida

Enfermedad de Addison

Enfermedad de Huntington

Enfermedad de Kawasaki

Enfermedad de Raynaud

Epilepsia

EPOC

Escarlatina

Escoliosis

Estreptococo del Gripo B

Estrés

Eyaculación Precoz

Gastritis

Gastroenteritis Viral

Gonorrea

Gripe

Haemophilus Influenzae

Hemofilia

Hemorroides

Hepatitis A

Hepatitis B

Hepatitis C

Herpes Genital

Herpes Zóster

Hipertensión

Hipertiroidismo

Hipotensión

Ictericia

Incompatibilidad RH

Infarto de Miocardio

Infección Genital por VPH

Influenza

Insomnio

Insuficiencia Cardíaca

Juanetes

Lepra

Leucemia

Linfoma

Lupus

Mal de Parkinson

Mastitis

Meningitis

Menopausia

Migraña (Dolor de Cabeza)

Mononucleosis Infecciosa

Muerte Súbita

Neumonía

Obesidad

Osteoporosis

Otitis

Pancreatitis

Paperas

Parálisis Cerebral

Peritonitis

Pie de Atleta

Piojos Púbicos ( Ladillas)

Poliomelitis

Prostatitis

Pulmonía

Quiste de Ovarios

Rabia

Resfriado Común

Rotavirus

Rubéola

Salmonelosis

Sarampión

Sida

Sífilis

Silicosis

Síndrome Alcohólico Fetal

Síndrome de Down

Síndrome Fatiga Crónica

Síndrome Muerte Súbita

Sinusitis

Sonambulismo

Soplos Cardíacos

Taquicardia

TEA (Autismo)

Tétanos

Tos Ferina

Toxoplasmosis

Tricomoniasis

Tuberculosis

Tularemia

Úlcera Gástrica

Vaginitis

Vaginosis Bacteriana

Varicela

Várices

Verrugas

VIH

Viruela

Virus del Nilo Occidental

Virus Papiloma Humano

Wolf-Parkinson-White

Enf. Coronarias
Enf. Infecciosas
Enf. Respiratorias
Enf. Sistema Digestivo
Enf. Transmisión Sexual

Enf. Vasculares

 

QUISTE DE OVARIOS - CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

Los ovarios producen óvulos y hormonas femeninas. Un quiste ovárico es un saco lleno de líquido en el ovario.
 

Durante el ciclo menstrual, es normal que los ovarios produzcan quistes. En general, el mayor de estos quistes normales mide menos de una pulgada (2,5 cm). Si toma anticonceptivos orales, normalmente no forma quistes mayores a este tamaño. La mayoría de los quistes son pequeños y benignos. (Benignos significa que no son cancerosos). No obstante, los más grandes pueden causar dolor y otros problemas. Cuando siente dolor intenso y repentino debido a un quiste, las causas pueden ser:

  • Sangrado: la sangre irrita el tejido circundante y provoca dolor
  • Torsión: el quiste se tuerce e interrumpe el flujo de sangre que se dirige al ovario

Pueden formarse uno o varios quistes ováricos.

Causas

Todos los meses crecen folículos en los ovarios. Éstos producen hormonas y liberan un óvulo durante la ovulación. En algunos casos, los folículos se convierten en quistes. Existen dos tipos principales:

  • Quiste funcional: ocurre cuando el folículo normal mensual no madura debidamente y el óvulo no se libera
    • Estos quistes desaparecen solos dentro de 1 a 3 ciclos menstruales.
  • Quiste folicular: ocurre después de liberar un óvulo
    • Estos quistes se desprenden solos en pocas semanas.
    • Son un tipo de quiste funcional.

La mayoría son quistes funcionales. Sólo ocurren durante la edad reproductiva. También, se pueden desarrollar otros tipos de quistes benignos menos frecuentes del tejido ovárico. Por ejemplo, si tiene endometriosis, es posible que se formen quistes a partir del tejido uterino en un ovario.

La poliquistosis ovárica también está relacionada con los quistes. Esto sucede cuando crecen varios quistes pequeños (más de 10) en los ovarios.

En un porcentaje pequeño de casos, los quistes son causados por cáncer.

Otra afección relacionada con los quistes es el embarazo ectópico. Su médico realizará una prueba de embarazo para descartarlo.

Factores de riesgo

El principal factor de riesgo es ser mujer y estar en edad reproductiva.

Síntomas

La mayoría de los quistes ováricos no causan síntomas. Los dos síntomas más frecuentes son:

  • Dolor pélvico
  • Sangrado menstrual

El dolor es comúnmente ocasionado por:

  • Presión directa de los quistes a los ovarios y estructuras circundantes
    • Esto ocasiona molestia pélvica crónica o dolor agudo
  • Sangrado proveniente de un quiste en el ovario y su área circundante
    • Esto genera un dolor más agudo e intenso debido a que la sangre irrita la pared del abdomen

El dolor puede ser recurrente y regular. O bien, es posible que note más el dolor:

  • Justo antes o después del período
  • Durante relaciones sexuales

Otros síntomas:

  • Molestia urinaria asociada con presión o irritación de la vejiga
  • Náuseas
  • Diarrea

En casos infrecuentes, un quiste puede torcerse. Puede interrumpir su propia provisión de sangre y causar:

  • Dolor abdominal intenso
  • Vómitos
  • Fiebre

Llame al médico de inmediato si presenta estos síntomas.

Tratamiento

El tratamiento depende de:

  • Edad
  • Estado menstrual
  • Tamaño y tipo de quiste
  • Síntomas

Los principales tipos de tratamientos son:

Esperar y ver

El médico espera algunos meses para ver si el quiste desaparece solo.

Medicamentos

Anticonceptivos por vía oral

Si tiene un quiste funcional, su médico puede recetarle anticonceptivos orales. Los anticonceptivos pueden prevenir la aparición de otros quistes durante el período de "esperar y ver". Si con frecuencia presenta quistes, los anticonceptivos orales disminuyen las probabilidades de que se generen otros nuevos.

Medicamentos para el alivio del dolor

Si el quiste le causa grandes molestias, su médico puede recetarle analgésicos.

Cirugía laparoscópica

Se puede recomendar una laparoscopia pélvica para extirpar el quiste si éste:

  • Sigue creciendo o alcanza un tamaño mayor a dos pulgadas
  • Tiene adentro cierto material sólido u otras características
  • Si persisten las causas o empeoran los síntomas
  • Dura por más de dos o tres ciclos menstruales
  • Interrumpe el flujo de sangre

Si el quiste no es canceroso, por lo general se puede extirpar. Sin embargo, en algunos casos, se necesitará extirpar el ovario completo. Si el quiste es canceroso, se le puede extirpar tanto el ovario como el útero. Esto requiere de un procedimiento quirúrgico abierto.

Si se le diagnostica un quiste ovárico, siga las instrucciones del médico. Fuente

  Comparte este articulo : Compartir en Facebook

VER MAS INFORMACIÓN SOBRE ESTA ENFERMEDAD AQUÍ

 

Pagina Principal         -       Mapa del Sitio          -         Consultas y Publicidad

@ Copyright 2013 Enfermedades y Síntomas .com. Permitido el uso del contenido nombrando la fuente.