Listado Enfermedades

Absceso cerebral

Absceso Epidural

Acantosis Nigricans

Acidez Estomacal

Acné

Acromegalia

Aftas

Alcoholismo

Alergias

Alopecia Idiopática

Alzheimer

Amenorrea Primaria

Amenorrea Secundaria

Amigdalitis

Adropausia

Anemia

Anencefalia

Aneurisma

Angina de Pecho

Anorexia

Ansiedad

Apendicitis

Apnea

ARJ

Arritmias

Arteritis Temporal

Artralgia

Artritis Reumatoide (AR)

Artritis Séptica

Artrosis

Asma

Ataque Cardíaco

Aterosclerosis

Autismo

Bloqueo Cardíaco

Botulismo

Broncoaspiración

Bronquiolitis

Bronquitis

Bronquitis Crónica

Brucelosis

Bruxismo

Bulimia

Cálculos Biliares

Cálculos Renales

Cáncer

Cáncer Cervical

Cáncer de Colon

Cáncer de Esófago

Cáncer de Estómago

Cáncer de Hígado

Cáncer de Hueso

Cáncer de Laringe

Cáncer de Lengua

Cáncer de Mama

Cáncer de Ovarios

Cáncer de Pancreas

Cáncer de Piel

Cáncer de Próstata

Cáncer de Pulmón

Cáncer de Riñón

Cáncer de Cuello de Útero

Cáncer Oral

Cardiopatía Congénita

Caries

Caspa

Cataratas

Celiaquía

Celulitis

Cistitis

Clamidia

Climaterio

Cólera

Conjuntivitis

Convulsión Febril

CSNC

Déficit de Atención

Demencia

Dengue

Depresión

Dermatitis

Deshidratación

Diabetes

Diarrea

Difteria

Disfunción Eréctil

Dolor Lumbar

ECV

EIP

Embarazo Ectópico

Enf. Arteria Carótida

Enfermedad de Addison

Enfermedad de Huntington

Enfermedad de Kawasaki

Enfermedad de Raynaud

Epilepsia

EPOC

Escarlatina

Escoliosis

Estreptococo del Gripo B

Estrés

Eyaculación Precoz

Gastritis

Gastroenteritis Viral

Gonorrea

Gripe

Haemophilus Influenzae

Hemofilia

Hemorroides

Hepatitis A

Hepatitis B

Hepatitis C

Herpes Genital

Herpes Zóster

Hipertensión

Hipertiroidismo

Hipotensión

Ictericia

Incompatibilidad RH

Infarto de Miocardio

Infección Genital por VPH

Influenza

Insomnio

Insuficiencia Cardíaca

Juanetes

Lepra

Leucemia

Linfoma

Lupus

Mal de Parkinson

Mastitis

Meningitis

Menopausia

Migraña (Dolor de Cabeza)

Mononucleosis Infecciosa

Muerte Súbita

Neumonía

Obesidad

Osteoporosis

Otitis

Pancreatitis

Paperas

Parálisis Cerebral

Peritonitis

Pie de Atleta

Piojos Púbicos ( Ladillas)

Poliomelitis

Prostatitis

Pulmonía

Quiste de Ovarios

Rabia

Resfriado Común

Rotavirus

Rubéola

Salmonelosis

Sarampión

Sida

Sífilis

Silicosis

Síndrome Alcohólico Fetal

Síndrome de Down

Síndrome Fatiga Crónica

Síndrome Muerte Súbita

Sinusitis

Sonambulismo

Soplos Cardíacos

Taquicardia

TEA (Autismo)

Tétanos

Tos Ferina

Toxoplasmosis

Tricomoniasis

Tuberculosis

Tularemia

Úlcera Gástrica

Vaginitis

Vaginosis Bacteriana

Varicela

Várices

Verrugas

VIH

Viruela

Virus del Nilo Occidental

Virus Papiloma Humano

Wolf-Parkinson-White

Enf. Coronarias
Enf. Infecciosas
Enf. Respiratorias
Enf. Sistema Digestivo
Enf. Transmisión Sexual

Enf. Vasculares

 

VIRUELA - CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

Es una enfermedad contagiosa y grave que causa una erupción en la piel.
 

Causas

La viruela alguna vez se presentó en todo el mundo, ocasionando enfermedad y muerte en todos los sitios en donde ocurrió. Afectaba principalmente a niños y adultos jóvenes y los miembros de la familia se infectaban usualmente unos a otros.

Existen dos formas de viruela:

  • Viruela mayor: una enfermedad grave que puede ser potencialmente mortal en personas que no hayan sido vacunadas
  • Viruela menor: una infección más leve que rara vez causa la muerte.

Los síntomas por lo general se demoran en aparecer de 12 a 14 días después de que una persona resulta infectada.

Un programa masivo por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) erradicó todas las formas de virus de la viruela conocidos en el mundo en 1977, a excepción de las muestras que guardaron algunos gobiernos con fines investigativos. La vacuna fue descontinuada en los Estados Unidos en 1972 y en 1980 la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó a todos los países detener la vacunación contra la viruela.

En el mismo año, la OMS también sugirió la transferencia de las muestras de virus restantes a dos de sus laboratorios para almacenamiento. Dichos laboratorios eran los Centros de Control de Enfermedades (CDC) en Atlanta, Georgia, y un laboratorio en Rusia, país que, sin embargo, inició un programa para producir el virus de la viruela en grandes cantidades como arma. Algunas personas creen que otros países pueden también tener algunas reservas del virus de la viruela.

Los investigadores siguen el debate de si se debe o no destruir las muestras de virus restantes o si se deben preservar ante la posibilidad de alguna razón futura para estudiarlas.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), ya que la vacuna no ha sido administrada en los Estados Unidos desde 1972, es muy probable que las personas que la recibieron en el pasado y quienes nunca han sido vacunados estén en riesgo. Las personas que fueron vacunadas hace muchos años probablemente no tengan un nivel lo bastante alto de inmunidad para protegerse contra el virus. No se sabe por cuánto tiempo son efectivas las vacunas anteriores.

Los factores de riesgo de la enfermedad incluyen ser empleado de un laboratorio que manipule virus (infrecuente) o el hecho de permanecer en ambientes donde se haya liberado el virus como arma biológica.

EL RIESGO DEL TERRORISMO

La viruela se podría propagar de manera deliberada por medio de aerosol y se diseminaría fácilmente debido a que el virus permanece muy estable en esta forma.

No más de 50 a 100 casos de viruela serían suficientes para despertar una preocupación mundial e inmediatamente sería necesario tomar medidas de emergencia.

La viruela se propaga fácilmente de una persona a otra por las gotas de saliva. Su propagación también puede darse por contacto con sábanas y ropa. Es más contagiosa durante la primera semana de la infección y puede seguir siendo contagiosa hasta que caigan las costras de la erupción.

Los investigadores creen que la infección por viruela podría permanecer viable ((bajo condiciones ideales) hasta por 24 horas. En condiciones desfavorables, el virus sólo permanece vivo por 6 horas. Existe evidencia clara que muestra que el virus puede permanecer vivo en la ropa de cama y prendas de vestir por períodos de tiempo prolongados.

Síntomas

  • Dolor de espalda
  • Delirio
  • Diarrea
  • Sangrado excesivo
  • Fatiga
  • Fiebre alta
  • Malestar general
  • Erupciones cutáneas rosadas y levantadas que se transforman en lesiones que luego forman una costra al octavo o noveno día)
  • Dolor de cabeza fuerte
  • Vómitos

Tratamiento

Si se aplica la vacuna contra la viruela entre el primero y cuarto día después de la exposición a la enfermedad, ésta puede prevenirla o hacerla menos severa. Una vez que los síntomas han comenzado, el tratamiento es limitado.

No existe un fármaco específicamente para el tratamiento de la viruela. Algunas veces, se suministran antibióticos para las infecciones que se pueden presentar en personas que tengan esta enfermedad. Tomar anticuerpos contra una enfermedad similar a la viruela (inmunoglobulina de variolovacuna) puede ayudar a reducir la duración de la enfermedad.

Es necesario aislar inmediatamente a las personas a quienes se les haya diagnosticado la viruela y todo aquel que haya estado en estrecho contacto con ellas. Todos ellos necesitan recibir la vacuna y hacerles un control.

Sería necesario implementar medidas de emergencia de inmediato para proteger a la población general. Las autoridades de salud seguirían las pautas recomendadas de la CDC y otras agencias de salud locales y federales. Fuente

  Comparte este articulo : Compartir en Facebook

VER MAS INFORMACIÓN SOBRE ESTA ENFERMEDAD AQUÍ

 

Pagina Principal         -       Mapa del Sitio          -         Consultas y Publicidad

@ Copyright 2013 Enfermedades y Síntomas .com. Permitido el uso del contenido nombrando la fuente.